Taladros Inalambricos

¿Quieres comprar un taladro inalambrico? Dejanos ayudarte en tu busqueda y así comprarás la opción que más se ajuste a tus necesidades.

Un taladro inalámbrico no es más que un herramienta para perforar como las que conocemos con cable. La particularidad es que estas herramientas eléctricas funcionan con baterías recargables. Este tipo de máquinas supusieron un buen avance en el mundo de la construcción. Sus diseños evolucionaron y aparte de ir sin cable, que facilita el trabajo en sitios de dificil acceso. Este tipo de taladradoras, evolucionaron en diseño. Siendo herramientas totalmente portátiles, ligeras y fáciles de manejar. Muy prácticas para profesionales y para cualquier persona para hacer pequeños trabajos en casa.

Ventajas de los taladros sin cable

Este tipo de herramientas inalámbricas, presentan una serie de ventajas frente a las máquinas con cable:

  • Siempre que esté la batería cargada, no necesitamos electricidad.
  • El no disponer de cable nos permite movernos sin problemas y no depender del cable o del alargador.
  • Son multiusos, no solo permiten taladrar, tenemos en el mercado atornilladores también.
  • Principal desventaja de los taladros inalambricos

    La principal pega que le encontramos a este tipo de taladros es el tiempo que duran las baterias. Pero esto tiene fácil solución. Podemos comprar uno con una buena duración de batería, aunque el peso será mayor. O bien, podemos comprar una batería de repuesto para asegurarnos que tenemos un respaldo.

    Factores a la hora de comprar una taladradora sin cable

    A la hora de comprar este tipo de máquinas, necesitamos tener en cuenta varios factores para hacer una buena elección:

    Potencia y velocidad de perforación RPM: Aquí tenemos que valorar si esta herramienta vamos a emplearla en materiales duros. Si es así, necesitaremos una con mayor potencia, pero será más pesada ya que tendrá una batería con un voltaje mayor. Más potencia implicará mayores revoluciones por minuto y por lo tanto, podremos trabajar en materiales duros. En cambio, si tenemos claro que no vamos a trabajar materiales duros, elegiremos menor potencia ya que se reducirá el peso considerablemente. En el mercado encontramos los taladros más básicos que solo tienen un nivel de potencia y los encontramos con varios niveles de potencia, por lo que son más versátiles.

    Ergonomía: Por esto no debemos preocuparnos en exceso, ya que los diseños están muy logrados. Los taladros inalambricos suelen tener la misma forma que los que incorporan cable, pero en la base, encontramos la batería. Se puede pensar que la batería dificultará la ergonomía del aparato. No es así, están tan bien diseñados que la batería nos ofrece un contrapeso que hará que perforemos sin problemas.

    Brocas y colocación:Para nosotros, un tema muy importante. Tenemos que fijarnos bien en el diametro de brocas que acepta el taladro sin cables que vayamos a adquirir. Si no elegimos bien, nos puede limitar mucho. A mayor rango de diametro, mejor. También nos tendremos que fijar mucho en el sistema de cambio de brocas que incorpore la máquina. Si somos profesionales, nos interesará más un taladro con un sistema para brocas SDS PLUS, ya que facilita mucho la operación al no requerir herramientas para realizar el cambio.